La actual situación económica incrementa aún más la necesidad de los minoristas por reducir el hurto interno y mejorar sus márgenes.

La actual situación económica incrementa aún más la necesidad de los minoristas por reducir el hurto interno y mejorar sus márgenes.

Fuente: ADT

Estudio encargado por ADT entre minoristas de todo el mundo.

 

- El hurto interno de mercancías (80%), el hurto externo de clientes (52%) y la sustracción de dinero de la caja  (32%), principales fuentes de pérdidas en 2008.

- La preocupación por el problema del hurto de empleados aumenta un 14% en las primeras fases de la crisis.

- Los sistemas de Inteligencia Empresarial se plantean como la solución para el 53% de los minoristas.

La actual situación económica está provocando un incremento del hurto de mercancías por parte de los empleados y de los robos cometidos por bandas organizadas, cuya incidencia ha aumentado un 14% y 42% respectivamente en relación al 2007. Como consecuencia, la creciente preocupación de los minoristas se centra en la necesidad de combatir estos dos problemas y en mejorar los márgenes brutos. Estos son algunas de las conclusiones que se desprenden del estudio:  “Más allá de la prevención de pérdidas: la supervivencia del más fuerte”, encargado recientemente por ADT, proveedor de sistemas de seguridad y extinción de incendios, a través de su marca Sensormatic, especializada en soluciones para el retail, y que  ha analizado el estado de la pérdida desconocida en el sector minorista mundial en 2008.


Otros retos actuales que afronta el sector minorista son seguir luchando contra el hurto externo y poder rentabilizar las inversiones existentes. No obstante, en este contexto de crisis, aumentan también las dificultades y para el 83% de los minoristas el coste supone actualmente un inhibidor a la hora de acometer medidas que ayuden a reducir las pérdidas. Para más de la mitad de los minoristas la mejor forma de superar estos obstáculos es a través de tecnologías de análisis de los datos de negocio o Business Intelligence (Inteligencia Empresarial).

La encuesta fue llevada a cabo por la empresa especializada en estudios de investigación para el sector de la distribución, Retail Systems Research (RSR), durante septiembre y octubre de 2008 entre minoristas de  todo el mundo.

A pesar de que la encuesta se realizó justo antes del último trimestre del 2008, momento en que las consecuencias de la crisis no se habían reflejado en toda su crudeza, sí que se aprecian ya algunas tendencias respecto al mismo período del 2007. De hecho, aunque en términos generales las pérdidas siguen suponiendo un porcentaje similar de las ventas minoristas a nivel mundial (1,7% de la facturación en 2007 y un 1,6% en el 2008) se observan ya cambios en la estructura de la pérdida desconocida y en los retos que afrontan los minoristas a la hora de combatirla.

Se mantienen las tres principales fuentes de pérdidas aunque varía su indicencia.

El hurto interno (80%), el hurto externo de clientes (52%) y la sustracción de dinero de la caja continúan siendo las  principales fuentes de pérdidas según los minoristas encuestados.

El robo de mercancías por parte de los propios empleados, no sólo sigue siendo la mayor preocupación de los minoristas, sino que además presenta un crecimiento de 10 puntos (pasando del 70% en 2007 al 80% en 2008), lo que supone un incremento del 14%. También parece haber aumentado la incidencia de los robos de bandas organizadas, que crece un 42%, sobre todo entre los grandes minoristas (aquellos que facturan más de 5 billones de dólares anuales), convirtiéndose en el 50% de los casos en uno de sus tres grandes problemas.

Ranking y evolución de las principales fuentes de pérdidas

adt_1
Fuente: ADT/RSR Research

La incidencia de otras causas de la pérdida también varía en función del tamaño del minorista. Por ejemplo, para el 55% de los minoristas de tamaño medio (aquellos que facturan entre 51 y 100 millones de dólares) los errores operativos son uno de sus tres grandes problemas, un porcentaje que se reduce al 14% en el caso de los grandes minoristas.

Por último señalar que, aunque el robo de dinero de la caja por parte de los empleados sigue siendo la tercera fuente de pérdidas, su incidencia ha caído un 13%.

Los retos: mejorar los márgenes y reducir el hurto interno.

En este contexto económico se han producido también algunas variaciones en lo que a los retos para la prevención de pérdidas se refiere. Crece el interés de los minoristas en este momento (entre 8 y 10 puntos)  por reducir las pérdidas por hurto interno (78%) y mejorar  los márgenes brutos (77%), que siguen siendo sus dos objetivos principales. Es interesante destacar la creciente preocupación actual (que ha aumentado un 14%)  por combatir los robos cometidos por bandas organizadas respecto al año anterior.


Evolución de los mayores retos para reducir la pérdida.

adt_2
Fuente: ADT/RSR Research

Según  Ricardo Arroyo, Director Strategic Accounts (Retail) para el Sureste de Europa: “Cada vez más los minoristas demandan que su inversión en tecnología vaya más allá, sobre todo en tiempos de crisis, con retos crecientes que precisan de soluciones innovadoras. Los sistemas para la recopilación y análisis de información ayudan a reducir las pérdidas, incrementar las ventas y mejorar la eficacia operativa. Además de la videovigilancia y la integración de los sistemas de control, el Business Intelligence es el siguiente paso en la prevención de pérdidas.”

El coste y la dificultad para poder demostrar el retorno son barreras clave a la hora de acometer medidas
.

Si por un lado están los retos que los minoristas perciben como necesarios para prevenir las pérdidas, por otro están los obstáculos que encuentran en sus organizaciones para poder afrontarlos en estos momentos.

El coste es claramente el mayor inhibidor a la hora de acometer medidas, según el 83% de los encuestados, seguido de la dificultad de demostrar el retorno de la inversión y, por último, el poder implementar políticas reactivas.

Curiosamente, respecto al 2007 hay dos obstáculos cuya incidencia ha descendido considerablemente: “La dificultad de demostrar el ROI” (que disminuye un 10%) y “la escasez de plantilla” (que cae un 15%). Como afirma el estudio elaborado por RSR: “Esto indica dos cosas. Primero, que los proveedores de tecnología están dando a conocer la viabilidad de los nuevos sistemas de prevención de pérdida, que reducen la necesidad de recursos humanos y el tiempo transcurrido entre la inversión y el consiguiente retorno. Segundo, los minoristas están más seguros de los beneficios que aportan las herramientas de prevención de pérdida y las nuevas tecnologías.”


Principales obstáculos para afrontar los retos relacionados con las pérdidas en 2008.

 

adt_3
Fuente: ADT/RSR Research

Para la mayoría de los minoristas (53%) la mejor forma de superar estos obstáculos es a través de la tecnología y, en concreto, disponer de mejor Business Intelligence  para el análisis de la enorme cantidad de datos que se generan. Le siguen como posibles soluciones “el uso más creativo de los sistemas existentes” (44%)  y “el cambio en la opinión de la dirección” (37%).

Si quiere conseguir el estudio completo puede acceder a: (http://www.retailsystemsresearch.com/_document/summary/757)

 

 

Patrocinadores de la revista digital