Artículo de Opinión: "Brasil, una oportunidad para M&A", por Roberto Oliva.

Artículo de Opinión: "Brasil, una oportunidad para M&A", por Roberto Oliva.
roberto_oliva
Autor: Roberto Oliva
Director Asociado
Socio Colectivo de ADL

Uno de los aspectos positivos de ir cumpliendo años es que pasamos a ser elementos vivos de los denominados ciclos económicos.

Recuerdo con todo rigor de detalles cuando en el año 1972, mi tío abuelo, José Carnero Gusmao de Lacerda, Presidente de la empresa OTT  (Organización Total de Transportes en Brasil), me explicaba el acuerdo de colaboración que había firmado para formalizar la venta de su empresa a la pujante Transportadora Pampa S/A, entidad liderada por un grupo de eficientes y exitosos empresarios del sur de Brasil.

La idea de los gestores de las empresas OTT y TRANSPAMPA no era otra que la de sumar esfuerzos, con el objetivo de crear un nuevo grupo, denominado PAMPA-OTT, que pretendía convertirse en un poderoso entramado empresarial con capacidad de atraer futuras inversiones de empresas internacionales con interés en el mercado brasileño.

No había pasado un año desde que se formalizara la adquisición de OTT por parte de TRANSPAMPA, cuando la organización fruto de esta operación fue vendida al Grupo TNT.

Esta importante adquisición supuso la primera compra del Grupo TNT fuera de sus fronteras tradicionales de inversión, Australasia y Europa.

La operación que dio origen al grupo nacional PAMPA-OTT fortaleció hasta tal punto la nueva organización, que el Grupo TNT se encontró con una empresa que operaba prácticamente en todo territorio nacional y que experimentaba un crecimiento orgánico superior a la media del sector, lo que sin duda iba a generar un importante ROI (return on investments) para los accionistas instalados en Australia.

La operación le proporcionó al Grupo TNT una rentabilidad que difícilmente conseguía en otras unidades operativas.

El Grupo TNT ha estado presente en Brasil desde el año 1973, hasta el año 1995 cuando decidió vender las organizaciones resultantes del proceso de la adquisición inicial.

Transcurridos 36 años de aquella operación inicial, el ciclo económico vuelve a repetirse, y Brasil vuelve a estar presente en la agenda de muchos grupos, tanto nacionales como multinacionales, que ya han manifestado un claro interés en realizar operaciones de M&A en este país continente.

Todas las proyecciones de los organismos internacionales, desde las más conservadoras, hasta las más pesimistas, demuestran con rotunda claridad, que Brasil será una de las 5 mayores potencias económicas dentro de 1 ó 2 décadas.

Brasil es uno de los países que salen mejor parados de la actual crisis económica mundial. La explicación no es otra que la aplicación de una política económica extremamente versátil, así como el establecimiento de relaciones comerciales con casi todos los países que integran la Organización Mundial del Comercio.

En este entorno económico, Brasil ofrece grandes oportunidades para la realización de operaciones de M&A en empresas del sector de la logística y el de transportes.

Cuando en 1972 el Grupo PAMPA-OTT tramitaba con las autoridades brasileñas el proceso de entrada del Grupo TNT, en el capital de la empresa existían una serie de trabas jurídicas, legales y fiscales que dificultaran de manera excesiva este proceso.

Actualmente Brasil dispone de una legislación moderna y abierta, que es uno de los aspectos que tanto ha favorecido la entrada de capital externo en el país.

Merece pues una consideración muy especial para los principales actores del sector de Logística y Transporte contemplar en sus planes de expansión la realización de alguna operación de M&A en Brasil.

Durante el gobierno de Lula más de 30 millones de brasileños han dejado el status de clase pobre o miserable para ingresar en la denominada clase media.

La inversión que Brasil realiza en estos momentos en infraestructura, modernización de sus autovías y autopistas, los progresos ya alcanzados por su clase trabajadora, el clima de paz social y económica vividos por el país, invitan a la reflexión de que esta puede ser una decisión interesante e inteligente para empresas que buscan la diversificación y internacionalización de sus negocios.

El gigante brasileño se ha despertado y este proceso es ya imparable.

Pocos países pueden ofrecer en estos momentos y con una perspectiva de 2 ó 3 décadas una inversión más atractiva e interesante.

He vivido el intenso y apasionante proceso que se ha iniciado en el año 1972 con la unión de TRANSPAMPA y OTT. La llegada del Grupo TNT en Brasil ha sido un verdadero revulsivo en el sector.

Ahora, con muchas más facilidades y en un entorno más democrático y transparente, el gigante brasileño vuelve a abrir sus puertas para los inversores internacionales.

Merece la pena contemplar esta oportunidad.

Patrocinadores de la revista digital