Noticias de ADL “Distribución Comercial: aplicación del Business Intelligence a la Logística: una visión innovadora”. Éste es un breve resumen del Encuentro Logístico que organizamos el pasado 2 de noviembre. ¿Qué es el Business Intelligence? El Business Intelligence (BI o+ Inteligencia de Negocios), tiene como objetivo ayudar a las empresas a tomar mejores decisiones y a conseguir mejor control de negocio. Todas las empresas se gestionan con información, pero muchas veces el proceso es lento y costoso. Es habitual utilizar usar Excel o Informes manuales, con problemas de mantenimiento y fiabilidad. El Business Intelligence agiliza y automatiza esos procesos, haciendo que gestionar negocios en base a información real, actualizada y fácil de entender, sea algo sumamente sencillo. ¿En qué se diferencia de lo que conocemos? Las bases de datos convencionales están diseñadas para dar respuesta rápida y eficaz a acciones cortas. Estas acciones cortas se agrupan y aíslan en transacciones, de forma que se realicen todas las operaciones de la transacción o si ocurre una incidencia se deshaga todo. El ejemplo clásico para explicar esto sería el traspaso de saldo de una cuenta a otra. Leemos el saldo de la primera, leemos el saldo de la segunda, restamos el importe de la primera y sumamos el importe a la segunda. Las operaciones de esta transacción se deben realizar todas o ninguna, lo que no puede pasar es que restemos el saldo de la primera, se produzca un error y no sumemos a la segunda. Para controlar todo este flujo, utilizamos bloqueos en la base de datos mientras se producen las transacciones y a estas bases de datos les llamamos transaccionales (OLTP). Pero ahora tenemos nuevas necesidades, lo que necesitamos no es hacer pequeñas transacciones, sino extraer grandes cantidades de datos para analizarlas. A estas bases de datos les llamamos OLAP, no están especializadas en manejar transacciones sino grandes cantidades de información organizadas como cubos. La forma de trabajar en estas bases de datos, es la de presentar la información muy agrupada, por ejemplo, expediciones de todo el mes y luego ir segmentando, por semanas, por zonas, por productos, por tipos de rotación de productos o cualquier combinación de todos. Actualmente en las empresas necesitamos integrar la información de muchas fuentes, no sólo del ERP y del SGA sino también del control de presencia o tal vez de algunas hojas Excel donde hacemos la programación semanal o mensual. Una de las partes importantes del BI es la ETL extracción, transformación y carga (load) de datos de los diferentes orígenes en la base de datos. En este punto, además de cargar datos, se homogeneiza la información de toda la empresa. En la implantación de Sanysum, se nos daba el caso de que en el SGA el dato de la fecha de pedido de mercancía tenía la fecha de confirmación del proveedor, por lo que los cálculos de fiabilidad de proveedor y lead-time eran erróneos en algunos proveedores. Al hacer la integración de datos esto se corrigió. ¿Qué tipo de información me puede ofrecer el BI? Como hemos dicho antes, los cubos OLAP están especializados en agregar gran cantidad de datos para luego poder analizarla y segmentarla por muchos criterios (Slice and dice). El criterio es de lo general a lo concreto. Pongamos un ejemplo del informe de cobertura. Este informe contendría la información de cuánto stock tengo de cada artículo, el consumo medio actual y dividiendo el stock entre el consumo medio tendría los días de cobertura estimada. Aún así, necesitaría el lead-time del artículo para saber si estoy sobre-estocado o sub-estocado, en peligro de ruptura. Esto formaría la vista de cobertura. Pero ahora me surgen algunas preguntas de tipo práctico, ¿Me preocupa mucho estar sobre-estocado de artículos de rotación C y muy bajo coste? Normalmente no, pero necesito que la dimensión artículo pueda segmentarse en todas estas categorías. Página 16